Nacionales

Polémica: el Gobierno califica a las personas trans como "enfermos mentales"

El decreto fue firmado por la presidenta Dina Boluarte, el ministro de Salud César Vásquez, y el ministro de Economía y Finanzas José Arista.

El reciente decreto del Gobierno de Perú generó una fuerte controversia al definir el "transexualismo", el "transvestismo de rol dual" y los "trastornos de la identidad de género" como enfermedades mentales, incluyéndolos en el Plan Esencial de Salud del país. Esta clasificación se basa en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-10) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), aunque la OMS dejó de considerar la transexualidad y el travestismo como trastornos mentales en 2019.

El decreto, firmado por la presidenta Dina Boluarte, el ministro de Salud César Vásquez, y el ministro de Economía y Finanzas José Arista, fue fuertemente criticado por diversas organizaciones y figuras políticas. La diputada Susel Paredes de la alianza opositora Juntos por el Perú, pidió la derogación del decreto argumentando que refuerza el estigma y la discriminación hacia las personas trans y no cumple con los estándares internacionales en políticas de salud mental.

La organización civil "Más Igualdad Perú" también expresó su rechazo, y una carta firmada por 414 profesionales de la salud y 176 organizaciones de derechos humanos fue enviada al Ministerio de Salud solicitando la revocación del decreto.

Ante la ola de críticas, el Ministerio de Salud emitió un comunicado asegurando que la diversidad de género y sexual no son enfermedades ni trastornos. No obstante, justificaron que el decreto permite garantizar una cobertura completa en salud mental, dado que el CIE-10 sigue vigente en Perú mientras se implementa progresivamente el CIE-11, la nueva clasificación internacional que ya no incluye estas condiciones como trastornos mentales.

Es importante destacar que este decreto llega en un momento en que se conmemora el 34º aniversario de la eliminación de la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales por parte de la OMS. La actualización del CIE-11, que ya no clasifica la transexualidad como un trastorno mental, refleja un avance significativo en la despatologización de la diversidad de género, siguiendo un enfoque basado en los derechos humanos y la dignidad personal.

Lectores: 71

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: