Nacionales
Tras el autogolpe

Luego de más de un año de la asunción de Boluarte, la conflictividad social está al dente

La presidente, Dina Boluarte.

A un año del intento de autogolpe de Pedro Castillo, su encarcelamiento y la asunción de su entonces vicepresidenta, Dina Boluarte, Perú vivió una jornada de manifestaciones. Los protestantes exigen la renuncia de la mandataria, en un contexto de profunda crisis social, económica y política.

La presidenta Boluarte cayó en popularidad, que no alcanza un dígito pocentual, el nivel más bajo de su gestión desde que asumió el 7 de diciembre del año pasado tras la salida de Pedro Castillo, quien intentó cerrar el Congreso ilegalmente antes de que votaran una moción de destitución en su contra.

La situación económica es la peor del país en tres décadas, sin contar la recesión de la pandemia, por la caída de inversiones y del golpe por las protestas antigubernamentales.

Al contexto económico se suma la falta de confianza en las instituciones como el Congreso, tradicionalmente desprestigiado. Esta semana la crisis en el Ministerio Público se agudizó con la suspensión de la fiscal general por una investigación criminal.

Lectores: 174

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: