Nacionales
Preocupación en la región

La inseguridad azota al país y el gobernador de La Libertad le exigió al Gobierno de Boluarte que declare emergencia

La presidente, Dina Boluarte. (Dibujo: NOVA)

El gobernador de La Libertad, César Acuña, anunció este jueves que su región será declarada en emergencia por la ola de criminalidad y que albergará una base militar en su capital, Trujillo, donde vive el 60 por ciento de la población.

La autoridad se reunió en Palacio de Gobierno con la presidenta Dina Boluarte, el premier Alberto Otárola y los ministros Jorge Chávez (Defensa), Víctor Torres (Interior) y Eduardo Arana (Justicia).

“He venido a conversar con la presidenta para que tome a La Libertad como un punto prioritario para revertir el tema de la inseguridad. Del primero de enero hasta ahora, hay más de 33 muertos. ¡Todos los días un muerto!”, se quejó el líder de Alianza Para el Progreso (APP) en una rueda de prensa posterior a la cita.

“Hay el compromiso del ministro de Defensa que habrá una base militar en Trujillo. Nos hemos dado [un plazo de] 120 días [para evaluar los resultados] [...] El Ejecutivo está mirando a La Libertad y espero que se convierta en una región piloto de cómo en unión con las autoridades se puede revertir este problema”, confió.

Acuña adelantó que, en las próximas horas, la jefa de Estado dialogará al respecto con el juez supremo Javier Arévalo, presidente del Poder Judicial, y el fiscal de la Nación interino, Pablo Sánchez. “[Todos] debemos poner el esfuerzo en la Libertad, teniendo en cuenta que es una región importante para la inversión privada. Después de Lima, es la que más aporta al PBI [Producto Bruto Interno]”, puntualizó.

Mencionó, de igual modo, que “en estos días” serán entregadas las camionetas para enfrentar la inseguridad ciudadana y que se ha entregado presupuesto para que su región sea la primera en albergar un Laboratorio de Criminalística a nivel nacional.

Cuatro provincias de La Libertad —Trujillo, Ascope, Virú y Pataz— entraron en emergencia de enero a julio del año pasado, cuando fue la última ampliación de esta medida, rechazada por un grupo de burgomaestres, pues, hasta que llegó a término, se registraron 200 muertes, la mayoría producto de sicariato.

“El problema no es declarar en emergencia [...] La Policía tiene su área de inteligencia, conoce dónde está el mapa de calor delincuencial, pero quizás no tiene el equipamiento o los efectivos suficientes para realizar los operativos”, dijo a La República el gerente de Seguridad Ciudadana de El Porvenir, José Alvarado.

“La solución requiere de otras medidas, las comisarías no tienen efectivos policiales, equipamiento y recursos para afrontar esta ola delincuencial. El estado de emergencia debe venir acompañado de presupuesto, el Gobierno podría incrementar el presupuesto para que las municipalidades puedan contratar más serenos. Se necesita tener un plan estratégico adecuado para que se den los resultados esperados”, agregó.

En víspera de la última Nochebuena, una balacera en el patio de comidas del Mallplaza de Trujillo dejó un muerto y tres heridos en un ajuste de cuentas entre sicarios. La víctima, Hugo Chávez, era integrante de la banda criminal ‘Los Pulpos de Porvenir’.

Entonces, a través de un comunicado, la administración de Acuña pidió la intervención del Ejército y el ministerio del Interior ante “el desgobierno total” de la Policía Nacional. “Invocamos a los alcaldes a asumir con mayor compromiso sus responsabilidades de ley, apoyo a la PNP con logística y patrullaje integrado, constante comunicación y organización, operativos drásticos de licencias, restricción de permisos para eventos públicos y demás acciones ya coordinadas”, se leía en la misiva.

Lectores: 121

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: