Economía y Empresas
Finanzas

El Gobierno quiere aumentar los impuestos a la minería y se profundiza la devaluación del sol

El ministro de Economía, Pedro Francke, aseguró se está estudiando una fórmula precisa y agregó que para poder lograr ese propósito el precio de los metales se debe mantener alto.

El ministro de Economía, Pedro Francke, dijo el lunes que el nuevo Gobierno de izquierda de Pedro Castillo confía en poder aumentar los impuestos a la minería sin afectar la competitividad del sector privado, siempre y cuando los precios de los metales se mantengan altos.

Las declaraciones de Francke se dieron mientras el sol continúa su pérdida de valor. Este lunes, la moneda volvió a devaluarse y alcanzó su mínimo histórico: bajó un 0,22 por ciento, a 4,104/4,105 unidades por dólar, en medio de la incertidumbre de los inversionistas por el reporte de inflación en Estados Unidos y la ausencia de señales claras del rumbo del nuevo Gobierno de Pedro Castillo. En tanto el referencial de la Bolsa de Lima perdía un 0,12 por ciento, a 456,4 unidades.

Perú, el segundo productor mundial de cobre, depende en gran medida de la minería para financiar el gasto público y el nuevo presidente socialista Pedro Castillo ha prometido aumentar el gasto en programas sociales para ayudar a los pobres del país.

La asunción de Castillo, miembro del partido marxista Perú Libre, y su primer Gabinete de ministros con algunos funcionarios de línea dura, ha asustado a los mercados y a los inversores.

"Estamos estudiando la fórmula precisa", afirmó Francke frente al plan de elevar los impuestos mineros, tras agregar que ahora los precios altos del cobre permiten tomar esta medida. "En cualquiera de esas (fórmulas) siempre tendremos en consideración que esas medidas no pondrán en riesgo la rentabilidad de las empresas ni de la inversión", afirmó.

Francke, un economista moderado de izquierda, dijo en su despacho ministerial en el centro de Lima que están trabajando duro para recuperar la confianza de los inversionistas.

Para ello la nueva gestión está comprometida a mantener la disciplina fiscal y reducir el déficit en el 2022 en 1 punto porcentual en comparación con 2021. Además señaló que las reglas fiscales de tope de gasto, suspendidas en medio de las necesidades por la pandemia, se restablecerán el próximo año.

"Mantendremos una senda de déficit fiscal declinante en el tiempo que va a mantener un tope de deuda a un nivel bastante razonable", manifestó el funcionario.

Perú tiene una de las proporciones de deuda frente a su Producto Interior Bruto (PIB) más bajas de América Latina, lo que junto a una estabilidad fiscal le ha permitido gozar del “grado de inversión” de la principales calificadoras internacionales.

Francke reconoció que el gasto público crecerá, pero dijo que los ingresos fiscales aumentarían un 24 por ciento en 2021 en comparación con el año anterior impulsados por los mayores precios de los metales y la reapertura de la economía.

Y el próximo año los ingresos fiscales crecerían un 8 por ciento frente a 2021, según estimaciones preliminares, mientras el ministerio alista el proyecto de presupuesto público de 2022 en el que "seguramente vamos a tener un aumento", refirió sin ofrecer mas detalles.

"Hay demandas adicionales en el presupuesto del próximo año, pero la tarea del ministerio es ajustar la demanda a lo posible", explicó. El ministro dijo que en las proyecciones preliminares de 2022 se considera un crecimiento de la economía local de un 4,8 por ciento; frente al esperado de hasta un 10 por ciento para este año.

Lectores: 551

Envianos tu comentario