Nacionales
Problema persistente

Advierten que "los estudiantes del quintil más rico del Perú están al nivel del quintil más pobre de Vietnam"

Aún persisten desafíos considerables: más de la mitad de los jóvenes peruanos de 15 años no alcanzan el nivel mínimo en matemáticas y lectura.

La educación en Perú registró avances significativos en las últimas décadas, pero aún enfrenta desafíos cruciales para consolidar y expandir esos logros. Jaime Saavedra, economista, ex ministro de Educación y actual director de Desarrollo Humano para América Latina en el Banco Mundial, destacó tres puntos esenciales en una reciente columna para Semana Económica y en su intervención en un evento organizado por Empresarios por la Educación: los avances logrados, los problemas persistentes y el potencial de mejora.

Mejora en la Prueba PISA

En los últimos 15 años, Perú mostró una mejora constante en la prueba PISA, superando a países como Argentina, Filipinas e Indonesia y equiparándose a Colombia y Brasil. Sin embargo, aún persisten desafíos considerables: más de la mitad de los jóvenes peruanos de 15 años no alcanzan el nivel mínimo en matemáticas y lectura. Saavedra subraya la profunda brecha de rendimiento académico, donde "los estudiantes del quintil más rico del Perú están al nivel del quintil más pobre de Vietnam".

Estrategias para mejorar la educación

Saavedra, con su vasta experiencia como Director Global de Educación y Director de Reducción de Pobreza, enfatiza que existen estrategias claras para mejorar la educación, especialmente en el nivel primario. Contrario a la creencia popular, los cambios en educación no siempre requieren largos plazos; con políticas efectivas, es posible observar resultados significativos en pocos años. Ejemplos de sistemas educativos exitosos como los de Ceará en Brasil, Mendoza en Argentina y Manizales en Colombia, además del propio Perú, apoyan esta afirmación.

Las medidas esenciales incluyen la mejora en la selección y formación de maestros para garantizar que los educadores estén bien preparados y motivados; la evaluación continua de los aprendizajes para monitorear el progreso de los estudiantes y ajustar estrategias pedagógicas; y la distribución eficiente de materiales educativos para asegurar que todos los estudiantes tengan acceso a los recursos necesarios para su aprendizaje. La falta de progreso en cualquiera de estas áreas puede significar un retroceso en los logros alcanzados.

El Rol del empresariado

En respuesta a las consultas sobre el papel del empresariado, Saavedra destacó la necesidad de una visión ambiciosa y acciones a gran escala para mejorar la educación. Iniciativas piloto resultan insuficientes; los empresarios deben posicionar la educación como una prioridad nacional para fomentar un capital humano capaz de innovar y aumentar la productividad. Esto requiere una mayor inversión no solo financiera, sino también en la gestión eficiente de los recursos.

Experiencias de colaboración público-privada, como las de Antamina y AngloAmerican en Áncash y Moquegua, demuestran cómo estas asociaciones pueden ser efectivas a nivel nacional, regional y local, mejorando la educación a mayor escala.

Resultados en pensamiento creativo

A pesar de los avances, Perú registró un desempeño bajo en la Prueba PISA 2022, donde se evaluaron por primera vez las habilidades de pensamiento creativo de jóvenes de 15 años. El país obtuvo un promedio de 23 sobre 60 puntos posibles, situándose en la séptima posición entre doce países latinoamericanos. Singapur, Corea, Canadá y Australia lideran el ranking global de esta evaluación, mientras que en América Latina, Chile ocupa el primer lugar, seguido por México y Uruguay. En contraste, los países con los puntajes más bajos en la región son República Dominicana, El Salvador y Panamá.

Percepción de los estudiantes

La evaluación también reveló percepciones interesantes entre los estudiantes peruanos: el 87 por ciento cree que es posible ser creativo en casi cualquier materia; un 59 por ciento considera que tiene una “mentalidad fija” respecto a su creatividad; el 91 por ciento expresó satisfacción al realizar actividades creativas; y un 32 por ciento reporta dificultades para usar su imaginación.

En Perú, la evaluación fue completada por, al menos, 6.968 estudiantes de 337 escuelas a nivel nacional, representando al 86 por ciento de la población total de jóvenes de 15 años, equivalente a 499.100 estudiantes.

Lectores: 242

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: