NOVA Show
Una banda transgresora

VIDEO | Martín Álvarez: "el 'no estilo' define a Santi Camacho como una verdadera marca"

Santi Camacho es el nombre de una banda de rock argentina que se propone transgredir desde el minuto cero para provocar la adhesión del público.

Por Lucas Perez, de la Redacción de NOVA

“Santi Camacho” parece el nombre propio de algún solista y, de hecho, mucha gente se confunde. Pero no: es el título de una banda de rock argentina que se propone transgredir desde el minuto cero para provocar la adhesión del público.

NOVA conversó con su líder fundador, Martín Álvarez, que reveló todo aquello que deseamos saber sobre un grupo que no tiene un estilo definido, no por incapacidad, sino por la decisión artística de diferenciarse de todo aquello que existe en la cultura rock de hoy.

-¿Cómo nace Santi Camacho y por qué ese nombre para la banda?

Nace en el 2017, de encuentros entre músicos amigos, en mi casa del, donde normalmente se arman gratos asados y zapadas. Nos propusimos crear algo más profundo para el rock del momento, que lo marquen como algo muy distinto, bien alejados del rock actual. Con integrantes que fueron rotando durante los años por distintos motivos, pero puntualmente la pandemia fue el fenómeno que le puso freno a un crecimiento casi impensado para una banda under.

El nombre de la banda es producto de mi normal locura. Es un nombre que sonó bastante raro al principio según muchos productores, porque confundía con un unipersonal como así también un estilo mexicano, pero creímos en él desde el primer momento. Hoy es tan común escucharlo que no queda dudas que era el integrante que no se ve y es el nombre. Causa mucha gracia tocar en distintos lugares y cuando llegamos pregunten quién es "Santi" y todos mirarnos y reírnos. De hecho, es el día de hoy que mucha gente me escribe y me dice Santi.

Hoy los integrantes y desde hace bastante son Leo Santillan en voz y guitarra, Román Baez en bajo, Federico Iros en saxo, Fernando Saavedra en batería y yo soy el compositor y primera viola.

-Sus canciones fusionan varios estilos, como el rock, el ska y el reggae, entre otros. ¿Cómo nacen las canciones y qué buscan lograr con el estilo?

El “no estilo” define a Santi Camacho como una verdadera marca que genera un espectro mágico y de gran llegada a distinto público. Eso es algo que nos abrió muchísimas puertas muy rápido. Pero creo que no es muy fácil de mantener y con los años madurará una personalidad o inclinación hacia algún lado, que creo el mismo público nos empujará.

-Sabemos que son autogestivos en la producción de las canciones. ¿Cómo es ese proceso y el de la mezcla?

La gestión de grabar, mezclar y masterizar, creo hoy -por lo menos al principio- es algo que casi todas las bandas pueden lograr, dado el avance tecnológico y la información en los medios. En nuestro caso, simplemente fue querer mostrar lo que hacíamos antes de salir a tocar, y cuando en realidad íbamos a grabar un CD a nivel profesional, ocurrió lo de la pandemia. Hoy es quizás en el 2022 nuestro gran objetivo empezar a grabar nuevas canciones e impulsar las redes, pero deben saber las bandas que es cuestión de animarse y perder el miedo. Nosotros grabamos con cuatro canales en una sala de ensayo, y la verdad si bien hoy no nos representa cómo sonamos por el lógico crecimiento de Santi Camacho en su momento, eso mismo que se grabó salió por muchísimas radios de primera línea tanto en La Plata como en Capital y con cero peso de inversión más que las ganas y el empuje. Y si bien el trabajo de grandes productores siempre te llevan a ver un poquito más allá de lo que uno cree, nosotros apuntamos a la autogestión y producción que la lleva adelante el cantante de la banda, Leo Santillan, que está todo el dia metido ahí con los programas y su cabeza musical.

-¿Cómo fue la experiencia de tocar frente a 50 mil personas en La Plata?

Eso fue en el cumpleaños de La Plata, donde la suerte jugó muy a favor nuestro porque después de nosotros tocaba El Polaco y se retrasó muchísimo. Entonces Baglieto, que era el encargado de todo ahí, nos suplicaba que alarguemos el show y nosotros rogábamos que nunca termine (risas). Cuestion que terminamos cuando ya la plaza estaba casi colmada y nosotros no podíamos creer lo que estábamos viviendo. Y lo mejor es que nos llevamos tantos aplausos y elogios de gente que no fue a ver Santi Camacho que nos dimos cuenta que íbamos por el camino correcto. Es increíble hoy ver el video y ver gente con banderas nuestras entre tanta gente: un regalo del destino. Y ojalá la próxima, toda esa gente vaya por nosotros.

-¿Cuáles son sus metas y sus sueños de acá en adelante?

A nuestra banda, como a muchas, nos costó muchísimo retomar. Tuvimos muchas dificultades y perdimos más tiempo del que creíamos. Puedo decir que recién ahora estamos arrancando con presentaciones y cuando creímos que la gente un poco se había olvidado de nosotros, todo lo contrario: empujó para que sintiéramos todo su apoyo y nos estamos animando a tocar seguido, algo que no es fácil por el momento económico y porque no hay tanto movimiento como antes de la pandemia. Y por fin enfocarnos en grabar canciones nuevas y meternos de lleno para que el 2023 nos agarre otra vez en pleno ascenso.

Lectores: 113

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: