Mundo NOVA
Alarma

Fuerzas militares chinas amenazan las aguas taiwanesas en rechazo a las "actividades separatistas"

La visita a la isla de la líder de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, puso en alerta a China.

El Ejército Popular de Liberación de China organizará “patrullas regulares de combate" en las aguas alrededor de Taiwán, informó hace algunas horas el portavoz castrense Shi Yi.

El gigante asiático advirtió, asimismo, que no tolerará "actividades separatistas" en ese país en medio de altas tensiones militares desatadas por una reciente visita a la isla de la líder de la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, Nancy Pelosi, quien este miércoles ratificó el respaldo estadounidense al país insular.

China, que considera a la autónoma Taiwán un territorio propio, respondió a la visita con amenazantes ejercicios militares en torno a la isla que alarmaron a la región, y Taiwán realizó luego sus propias maniobras y lanzó fuertes acusaciones contra Beijing.

China anunció el fin de los ejercicios con submarinos, aviones, barcos y misiles en el estrecho de Taiwán, dos días después de lo previsto, pero advirtió que las tropas seguirán "atentas" a cualquier cambio de la situación en Taiwán.

"Seguirán realizando entrenamientos y preparativos militares, organizarán de modo regular patrullas de preparación para el combate y defenderán resueltamente la soberanía y la integridad territorial", dijeron las Fuerzas Armadas en un comunicado.

Más temprano, en un documento publicado bajo el título "La Cuestión de Taiwán y la Reunificación de China en la Nueva Era", el Gobierno chino definió cómo Beijing pretende tomar la isla mediante incentivos económicos y presión militar.

Tras un preámbulo que define a Taiwán como "parte de China" y subraya que este "es un hecho indiscutible", el documento suma una serie de argumentaciones históricas con "base sólida en la historia y la jurisprudencia" sobre el estatus de la isla.

Desde la década de 1990, la isla pasó de ser una autocracia a una democracia vibrante, y ha emergido una identidad taiwanesa particular.

Las relaciones entre las dos partes se han deteriorado desde 2016, cuando llegó al poder la actual presidenta Tsai, cuyo Partido Progresista Democrático no considera a Taiwán como parte de China. Su plataforma calza con la definición de lo que China califica como “separatismo taiwanés”.

Lectores: 126

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: