Nacionales
Los muertos asciendes a 62

Dina Boluarte encamina su gobierno a la represión contra los protestantes

La presidenta peruana lo resuelve todo a tiros, y ha alcanzo la terrorífica estadística de un muerto por día.

Este sábado, la represión llegó al interior de las universidades. Como en tiempos de las dictaduras, la policía ingresó violentamente a la Universidad Nacional de San Marcos en Lima, la más antigua y grande de Perú. Lo hizo para detener a quienes desde distintas regiones, especialmente andinas, han llegado a la capital para sumarse a las movilizaciones antigubernamentales de los últimos días en la llamada "toma de Lima".

Este sábado, la represión llegó al interior de las universidades. Como en tiempos de las dictaduras, la policía ingresó violentamente a la Universidad Nacional de San Marcos en Lima, la más antigua y grande de Perú. Lo hizo para detener a quienes desde distintas regiones, especialmente andinas, han llegado a la capital para sumarse a las movilizaciones antigubernamentales de los últimos días en la llamada "toma de Lima".

Estaban alojados en el lugar desde hace tres días. Los estudiantes les abrieron las puertas de la universidad con la oposición del rectorado. Una tanqueta derribó una puerta de rejas y un numeroso contingente policial ingresó violentamente. Hubo más de 200 detenidos. Los policías armados con fusiles también entraron con violencia a la residencia universitaria. Congresistas de izquierda llegaron hasta la universidad para ver la situación de estudiantes y pobladores alojados ahí, pero la policía no los dejó entrar. También impidieron el ingreso de abogados para que asistan a los detenidos.

Esto ocurrió cuando la crisis se agudiza, las protestas en distintas regiones continúan y la represión sobre la que se sostiene el Gobierno de Dina Boluarte sigue matando. Este sábado murió en Puno un poblador que había sido herido de bala el viernes. Ya son una cincuentena los muertos confirmados por disparos de policías y militares desde que se iniciaron las protestas en diciembre, varios de ellos adolescentes. También hay un policía muerto. La cifra global de fallecidos durante las protestas sube a 62 con las muertes por causas relacionadas por los bloqueos de vías, como no poder llegar a un centro médico. Hay cerca de un millar de heridos.

La indignación por la represión ha multiplicado las protestas que exigen la renuncia de Boluarte, el cierre del Congreso de mayoría derechista, elecciones para este año, un referéndum para una Asamblea Constituyente y sanción para los culpables por tantas muertes. Algunos sectores también demandan la libertad del expresidente Pedro Castillo. El Gobierno de Boluarte tiene la terrorífica estadística de más de un muerto por día.

El Gobierno dice que respeta el derecho a la protesta, pero la criminaliza y la reprime violentamente. La intervención policial en la Universidad de San Marcos busca intimidar y desmovilizar a los numerosos pobladores que han llegado a Lima desde distintas regiones para protestar en la capital, donde el jueves y el viernes hubo masivas movilizaciones que fueron reprimidas y dejaron más de 60 detenidos. Este sábado, por tercer día consecutivo, las protestas tomaron el centro de Lima.

Lectores: 76

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: