Nacionales
No la banca más nadie

La imagen de los empresarios sobre Dina Boluarte se desploma al 12 por ciento de aprobación

En el 2023 se encontraba en los 71 puntos porcentuales.
La encuesta fue realizada por Ipsos Perú.

La percepción de los principales ejecutivos del país sobre la gestión del gobierno de Dina Boluarte ha cambiado drásticamente, según una reciente encuesta elaborada por Ipsos Perú y difundida en Semana Económica. La aprobación de los CEO hacia Boluarte ha pasado del 71 por ciento en 2023 a un alarmante 12 por ciento en 2024, reflejando un desencanto generalizado.

El sondeo, que recogió la percepción de 143 directores ejecutivos de las 2.500 empresas más grandes de Perú, revela que actualmente el 87 por ciento de los ejecutivos desaprueba la gestión de la jefa de Estado. Esta drástica caída en la confianza se atribuye a la incapacidad del gobierno para destrabar proyectos y promover nuevas inversiones, a pesar de contar con ministros técnicos en sectores clave como el Ministerio de Economía, el de Energía y Minas y el portafolio del Ambiente.

Hace un año, los CEO valoraron positivamente el control de las movilizaciones sociales y la salida del exmandatario Pedro Castillo. Sin embargo, el deterioro institucional, reflejado en la crisis de la Fiscalía de la Nación y los cuestionamientos a organismos electorales y la Junta Nacional de Justicia, ha contribuido significativamente al desencanto empresarial.

“Cualquiera que fuera diferente al expresidente Castillo era valorado. Pero, luego, empiezan a salir casos de corrupción [del actual gobierno] y vino el desencanto”, comentó Marco Antonio Zaldívar, director independiente de empresas, a Semana Económica.

Leandro García, gerente general de Compañía de Minas Buenaventura, agregó: “[Hay ministerios que] están haciendo grandes esfuerzos para intentar reactivar, dar predictibilidad. Pero no sabemos qué va a pasar en 2026. Las nuevas inversiones se toman con mayor cautela. Y, en las minas que están funcionando, se tiene que bailar con la que toque”.

El jefe de Gabinete, Gustavo Adrianzén, atribuyó la creciente impopularidad de Boluarte a un problema de comunicación e imagen. “Por eso estamos moviéndonos tanto y tratando de revertir [...] Yo sí estoy seguro de que ese 12 por ciento de los directores generales se va a empezar a revertir”, declaró en una conferencia de prensa citada por Bloomberg.

Adrianzén destacó la sorprendente recuperación económica de abril, con una expansión del 5.3 por ciento respecto al año anterior, y expresó su confianza en que esta tendencia continuará, proyectando un crecimiento económico de hasta el 3.5 por ciento en 2024, lo que espera impulse la confianza empresarial.

La gestión de Boluarte enfrenta múltiples desafíos que afectan su imagen, incluyendo la falta de transparencia en la declaración de joyas y relojes, un presunto desbalance patrimonial, y el reciente allanamiento a su casa. Estos problemas han contribuido a que Boluarte lidere el índice de desaprobación histórica, superando a anteriores exmandatarios como Alan García, Alejandro Toledo y Ollanta Humala. En el sur del país, su aprobación desciende incluso al 3 por ciento.

Lectores: 153

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: