Nacionales
No la quieren ni ver

Fuerte rechazo: Puno celebra la Virgen de la Candelaria pidiendo justicia por fallecidos en protestas contra Boluarte

Además, la comunidad ha demostrado su rechazo y disconformidad con el régimen de Dina Boluarte a través de diversas expresiones culturales.

Durante la celebración de la festividad de la Virgen de La Candelaria, los familiares de las víctimas y heridos en la masacre del 9 de enero de 2023 en Juliaca, confeccionaron una alfombra floral que buscó honrar a los fallecidos y exigir responsabilidades por los hechos violentos sucedidos durante los enfrentamientos con las fuerzas militares y policiales del régimen de Dina Boluarte. Ellos hacen un llamado a la memoria y justicia, en medio de una jornada de festividad, pero también marcada por el dolor.

En la misa en honor a la Virgen de La Candelaria, el obispo de Puno, Jorge Carrión, quien previamente había causado controversia por sancionar al padre Humberto Béjar por denunciar los actos letales atribuidos al gobierno actual, dirigió un mensaje recordando a las 20 víctimas de la violencia ejercida en Juliaca y Macusani, según informan los medios locales.

Además, la comunidad ha demostrado su rechazo y disconformidad con el régimen de Dina Boluarte a través de diversas expresiones culturales, incluyendo danzas tradicionales durante el periodo de los Carnavales y la Virgen de La Candelaria. Estas manifestaciones no solo reflejan la rica herencia cultural de la región, sino que también constituyen un medio para vocalizar las demandas sociales y el anhelo de cambio en el país.

Estas acciones colectivas, llevadas a cabo en un contexto de festividades y tradiciones profundamente arraigadas en la comunidad puneña, resaltan la unidad y la fortaleza de un pueblo que, a pesar de la adversidad, busca canalizar su luto y sus exigencias de manera pacífica y simbólica. La creatividad y la fe se entrelazan en este escenario, donde la cultura se convierte en un vehículo para el duelo colectivo y la reivindicación de derechos fundamentales.

La ministra de Cultura, Leslie Urteaga, enfrentó una situación hostil en Puno, donde fue recibida con insultos por parte de algunos ciudadanos antes de ser obligada a abandonar la ciudad, según videos del periodista Liubomir Fernández. Los incidentes ocurrieron durante una visita no anunciada de Urteaga a esta ciudad altiplánica, la cual culminó cuando grupos de dirigentes locales planearon confrontarla con tomates y pintura. Este evento subraya las tensiones entre el gobierno central y algunas regiones del Perú.

Durante su estadía en Puno, la ministra Urteaga asistió a un evento cultural en el Arco Deustua, donde delegaciones de danzantes participaban en la entrada de Kapus, una tradición que forma parte de las festividades de la Virgen de la Candelaria. Este acto, organizado por la prefectura de Puno, dependiente del Ministerio del Interior, no fue suficiente para generar un ambiente positivo alrededor de la visita de Urteaga, quien fue acompañada únicamente por la prefecta Franssi Guerra Maron. Ninguna otra autoridad política local se hizo presente durante el evento, reflejando una posible antipatía previa hacia representantes del gobierno central.

La hostilidad hacia Urteaga se evidenció claramente cuando, al intentar abandonar el lugar, varios individuos empezaron a insultarla, calificándola con términos como “asesina” y “corrupta”, y cuestionando su presencia en la ciudad. Estas acciones resaltan el descontento de una parte de la población de Puno con el gobierno central. Aun así, la ministra expresó su intención de regresar a Puno para futuras celebraciones, anticipando una relación más positiva en el futuro.

Es relevante destacar que esta no es la primera vez que Urteaga enfrenta protestas durante su gestión; incidentes similares ocurrieron en Cusco relacionado con controversias por la venta de boletos a través de la plataforma Joinnus. Estos eventos sugieren un patrón de resistencia hacia su figura en ciertas áreas del país.

Lectores: 49

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: