Judicial
¿Caerá?

El turno de Alan García: el líder aprista sería interrogado por sobornos en la licitación del metro de Lima

Pese a las graves imputaciones en su contra, García Pérez alega que él solo buscaba acabar la obra durante su gobierno y que otros se habrían aprovechado de este interés para cobrar las coimas. (Dibujo: NOVA).

Las investigaciones sobre el caso del Metro de Lima, incluyen al expresidente Alan García Pérez, quien próximamente sería citado a indagatoria por el fiscal José Domingo Pérez. Según las pesquisas, la empresa brasilera Odebrecht pagó millonarios sobornos por esa mega obra, tal como lo admitieron sus exdirectivos.

Es por ese tema que el fiscal Pérez, que solicitó el arresto preventivo de 36 meses para Keiko Fujimori, ahora interrogará a García en la primera quincena de este mes. Con esta diligencia, continuará con este caso, que había interrumpido para concentrarse en las indagaciones sobre la lideresa de Fuerza Popular.

De acuerdo a fuentes cercanas al fiscal, éste ya tendría una estrategia bastante elaborada para la mencionada citación a García Pérez, quien es sospechado de haber recibido coimas de la empresa brasileña.

La Fiscalía señala que, en el segundo gobierno de García, se favoreció a Odebrecht en licitaciones de la Línea 1 del Metro de Lima a cambio de más de 8 millones de dólares en sobornos que se dieron a Jorge Cuba, entonces viceministro de Comunicaciones, y a los exfuncionarios Edwin Luyo, Mariella Huerta y Santiago Chau, integrantes de los comités de licitaciones.

Siguiendo la línea de investigación del equipo especial de fiscales, para la mencionada operatoria Cuba usó como testaferros a su pareja, la exvoleibolista Jessica Tejada; a su sobrino Víctor Muñoz; y a su asesor Miguel Navarro, quien en febrero de este año testificó que Cuba coordinaba directamente con García y era compadre de Roxanne Cheesman, pareja del exmandatario.

Navarro también aseguró que no fue Enrique Cornejo, entonces ministro de Transportes, quien llevó a Cuba para ser viceministro. “Supongo fue que su comadre, la pareja de Alan García”, dijo Navarro y mencionó que fue Cuba  el encargado de acelerar el proyecto por orden del entonces presidente.

Pese a las graves imputaciones en su contra, García Pérez alega que él solo buscaba acabar la obra durante su gobierno y que otros se habrían aprovechado de este interés para cobrar las coimas que fueron depositadas en cuentas de empresas offshore en bancos en Andorra, Suiza, Panamá y Bahamas.

Por otro lado, cabe mencionar que hace una semana, la comisión Lava Jato del Congreso de la República, dominado por Fuerza Popular, decidió blindar a García Pérez y lo excluyó de las investigaciones.

Lectores: 171